Hoy más que nunca España vuelve a ser un destino turístico de máxima actualidad, los factores que han contribuido a la consolidación de España entre los destinos más importantes del mundo, tanto en número de viajeros anuales como en gasto por persona son múltiples. Por un lado nos encontramos con los factores tradicionales que siempre han sido el referente en España como son el clima o su situación estratégica, no lejos de los principales países emisores europeos, pero también y más importantes ahora si cabe, son los factores de índole socio económico.

La estabilidad democrática de España, el mantenimiento de los precios durante un largo periodo de tiempo y la muy valorada por el turista seguridad ciudadana han seguido contribuyendo a hacer de España este líder turístico que hoy es.

Sin duda, también están influyendo factores externos como la práctica eliminación de los destinos competidores de España en el Oriente próximo y norte de África, dada la volatilidad de estos destinos y la inestabilidad social en la que se encuentran sumidos.

Dentro de de este gran pastel que es el turismo internacional, España está siendo por lo tanto un líder de referencia y millones de personas acuden a visitarnos como destino de sol y playa, especialmente a las costas donde el buen tiempo está garantizado para el viajero con índices de pluviosidad muy bajos, sobre todo en el levante y aún más en Andalucía con unos 20 días de lluvia al año, lo cual garantiza el éxito de unas vacaciones, también las buenas temperaturas propias de un clima templado como es el del Mediterráneo como el de Málaga en la costa del sol han ayudado a captar turistas del norte europeo, así se prevén incrementos de visitas por parte de viajeros alemanes y se espera la consolidación del turismo ingles o de mercados habituales en la Costa del Sol como el escandinavo.

Comments are closed.